jueves, 31 de julio de 2008

LOS ELEFANTES NI OLVIDAN NI PERDONAN

Escrito por: Chalo Jiménez


"»Porque si perdonan a otros sus ofensas, también los perdonará a ustedes su Padre celestial." Mateo 6:14

Según un estudio publicado en la revista británica "New Scientist", los elefantes que tienen fama de tener una memoria prodigiosa, además no perdonan y buscan la venganza. Los elefantes ni olvidan ni perdonan.

Los investigadores afirman que estos animales atacan asentamientos humanos como revancha por las penalidades sufridas en el pasado. Este estudio indica que los elefantes sufren de estrés postraumático, el mismo que en los seres humanos provoca depresión, pesadillas y ansiedad, por experiencias traumáticas sufridas anteriormente. Es así como manadas de estos mamíferos han arremetido contra pueblos, destruido cabañas y arruinado cultivos, no precisamente para conseguir alimento como lo hacían en el pasado, sino para asustar a las personas.

Según Joyce Poole, directora del proyecto de investigación en Kenia, "estos animales son lo suficientemente inteligentes y memoriosos como para ser capaces de vengarse". "Los directivos de los parques naturales creen que es más fácil acabar con los elefantes "problemáticos" que exponerse a la ira de los visitantes atacados" indicó Joyce. Sin embargo, la directora considera que se matan elefantes sin tener en cuenta las consecuencias para el resto de las manadas y sin considerar la posibilidad real de que pueden desatar un estallido de violencia.

Los científicos "sospechan" que de una generación a otra se ha transmitido un sentimiento de rencor y de desconfianza hacia la raza humana que se remonta a las décadas de los setenta y ochenta, cuando la caza furtiva estaba en pleno auge. El estudio apunta que este trauma ha creado una generación de elefantes "adolescentes delincuentes" que quieren resarcirse de los sufrimientos pasados.

La más alta creación de Dios es el hombre, es la cumbre y es el galardón de su creación. En otras palabras, el hombre es "El Broche de Oro" de la creación Génesis 1:26,27, pero definitivamente no nos comportamos como tal, todo fue creado previo al hombre para que lo disfrutase y no para destruirlo.

Parece que nosotros los seres humanos no sólo estamos contentos con destruir todo aquello que fue creado para nuestro bienestar, sino que también pretendemos imitar comportamientos animales. Nos escondemos en nuestra ignorancia para justificar actos reprochables. Siempre terminamos diciendo que "no sabíamos" que esto o aquello estaba mal o que era pecado.

Cuando leo que los científicos "sospechan" que de una generación a otra se ha transmitido un sentimiento de rencor y de desconfianza hacia la raza humana y que este trauma ha creado una generación de elefantes "adolescentes delincuentes" que quieren resarcirse de los sufrimientos pasados, me cuesta creer que el articulo comente sobre animales, parece más una nota sobre el comportamiento de la generación en la que vivimos.

El estudio de la revista británica dice que los elefantes ni olvidan ni perdonan. Aun para el ser humano dotado de gran inteligencia es imposible olvidar, los recuerdos quedan tallados irremisiblemente en el cerebro, pero eso no justifica el hecho de no perdonar y muchos menos la venganza por el daño que otros nos han causado. El Señor Jesús comentó: "…si no perdonan a otros sus ofensas, tampoco su Padre les perdonará a ustedes las suyas." Mateo 6:15

Neil Anderson fundador del Ministerio "Libertad en Cristo" dice que: "Nuestra relación con los demás debemos basarla en los mismos criterios en que Dios basa su relación con nosotros: Amor, aceptación y perdón." Además debemos perdonar "para que Satanás no se aproveche de nosotros" 2 Corintios 2:11

"Abandonen toda amargura, ira y enojo, gritos y calumnias, y toda forma de malicia. Más bien, sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo." Efesios 4:31-32

© Chalo Jiménez 2008. Derechos Reservados.

Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización del autor.