miércoles, 5 de noviembre de 2008

ENTENDIENDO TU POTENCIAL PARTE III


Escrito por: Myles Munroe


La gente que cambia el mundo es la gente que ha eliminado la palabra imposible de su diccionario. Los hombres y mujeres que cambian la historia son aquellos que afirman: lo único imposible que conocemos es que nos puedan detener.


Podemos hacer todas las cosas por la habilidad depositada en nosotros desde la creación y despertada en nuestro reencuentro con Dios a través de Jesucristo. Dios es la fuente de todo potencial porque todo lo que está fue en Dios. Es decir, el único límite de tu potencial es Dios. Para cualquier cosa que Dios te llame a hacer, Él te proveerá. Si Dios te llama a hacer algo, Él sabe que puedes hacerlo así que no le digas a Dios que no puedes.


Lo que tú estas haciendo ni se acerca a lo que eres capaz, lo que haz logrado hasta ahora no es ni una broma cuando lo comparas con lo que tu podrías lograr, esto nos pasa por no trabajar lo suficiente con el poder de Dios. Nadie puede determinar hasta donde puede llegar excepto Dios y tú, así que no hay nada en el mundo que debiera detenerte de maximizar tu potencial y lograr cosas increíbles. Proverbios 23:7.


En el fruto del Espíritu según Gálatas 5:23 dice contra tales cosas no hay ley-o límites-, todo el fruto del Espíritu no tienes que pedirlo, u orar por él, si tienes a Cristo y al Espíritu Santo en realidad en tu vida automáticamente están en ti. Tu potencial es todo lo que está en Cristo Jesús. Pero no hay nada económico o parecido a la lotería, recuerda que a Josué Dios le dijo; esfuérzate y se valiente. Ante tus retos que enfrentas o enfrentarás; ¿sientes miedo?, No te preocupes, es necesario el miedo para que el valor exista, así que usa el miedo para ejercitar tu valor. Dios sabía que había valor en Josué como lo hay en ti. Por favor recuerda que eres más de lo que otros o tu mismo esperan de ti. Tu potencial es todo lo que eres capaz de ser, hacer o alcanzar. Tú no has hecho esto aun, pero puedes hacerlo.


Algo muy interesante es que no estas envuelto en una lucha sin esperanza, algunos podrían decir que eres un caso perdido, que tienes tales o cuales malos hábitos, defectos, quizás vicios, pero hay buenas noticias, Dios está contigo, te ha mandado a dominar la tierra, y la verdad es que puedes hacerlo, Dios nunca te demandará algo que no puedas hacer, y Él no te creó para que seas controlado por algo, te creó para que tu puedas dominar la tierra.


Realmente es increíble lo que somos capaces de hacer cuando estamos bajo presión, peligro, o alguna situación que exige de nosotros acciones extraordinarias, nos sorprende nuestra capacidad de reacción que está muy por encima de los estándares convencionales o normales, esto es aplicable para nuestras vidas, tu no has hecho más porque ninguno te ha retado a hacerlo, no digas; Esperaré a que tenga exigencias y demandas y entonces reaccionaré a esa medida, hazte tus propias demandas, sé proactivo, establece tus propias altas metas y estándares, no dependas de otros para exigirte tu mejor esfuerzo.


Recordando el episodio de Mateo 14:28 cuando Pedro ve a Jesús y le dice, Señor, si eres tú permíteme ir a ti caminando sobre las aguas, y entonces Jesús le dijo ven, lo demás ya lo conocen, Pedro tuvo un reto, y por fe tomo el reto y caminó sobre el agua. Mucho ven a Jesús, pero pocos de nosotros le pedimos que nos diga que hacer, que nos de algo para retar a nuestro potencial. Dale a tu habilidad una responsabilidad, esto podría cambiar el mundo.


Dios ha prometido que Él puede hacer más allá de los que puedas pensar o imaginar, su poder está disponible para ti, ¿ese poder está operando en ti? Dios te ha dado habilidades que el mundo necesita, han estado esperando por ti desde tu nacimiento. Hemos dicho que los hombres y mujeres que cambian la historia son aquellos que están contra los imposibles, y que lo único imposible que conocen es que puedan detenerlos.


Cuando vemos a alguien en silla de ruedas algo nos pasa, pensamos que esa persona no está completa, le tratamos como si disculpáramos su condición, de igual forma cuando vemos a ciegos, quien no tiene una mano, quien está cojo, quien no tiene un brazo, nosotros limitamos su potencial a una silla de ruedas, o al perder una mano o un brazo, reducimos a las personas a lo que son sus cuerpos. Tú no eres solo tu cuerpo, algunas de las más grandes mentes en el mundo están o estuvieron en silla de ruedas, tenemos muchos ejemplos de personajes que han aportado mucho más a la humanidad que una gran cantidad de los que se dirían “completos”.


© Chalo Jiménez 2008. Derechos Reservados.
Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización del autor.

Imprimir