jueves, 6 de noviembre de 2008

ENTENDIENDO TU POTENCIAL PARTE IV

Escrito por: Myles Munroe

Los atajos no funcionan. Ningún truco funcionará como se esperaba. Ben Johnson el atleta canadiense bien pudo pasar a la historia como el hombre más veloz de la tierra, pero por usar anabólicos fue humillado y pasó vergüenza, posiblemente no necesitaba los químicos, y la pregunta que nunca podrá responderse es; ¿Hasta donde hubiera podido llegar sin los estimulantes?, Similarmente a aquellos que quieren títulos y grados académicos fácilmente, no, no existen buenas cosas que se consigan fácilmente, y al pretender tomar atajos finalmente descubrirán que no fue la decisión correcta, no existe ningún atajo para desarrollar tu potencial.


Demanda algo de tu potencial. A menos que tu te hagas demandas sobre tu potencial, tu morirás con este sin explotar. A menos que te aventures a hacer cosas que nunca antes has hecho, tú nunca experimentaras la riqueza de potencial que hay en ti. Decídete hoy mismo a establecer tus altas metas, dale a tu potencial las demandas, esto es necesario para maximizar y retar tu potencial.


Las grandes obras en el mundo serán hechas por aquellos que no quieren obtener los créditos. Yo no quiero ser famoso, quiero ser fiel, no quiero ser bien conocido, quiero ser bien usado, no quiero ser poderoso, quiero ser potente. Se le atribuye a Albert Einstein la frase que dice que el éxito es uno por ciento de inspiración y noventa y nueve por ciento de transpiración. Hay mucha gente con grandes ideas, pero que no quieren tratar ni pagar el precio. Existen cuatro pasos para lograr tus sueños; preparación en oración a Dios, planear con propósito, proceder positivamente, actuar persistentemente. El éxito nunca es el final, fallar nunca es fatal. El más pobre de los hombres es aquel sin un sueño. No por el temor a fallar te cohíbas de tratar.


La clave de tu potencial


Todas las cosas tienen una fuente, y la fuente determina el potencial. El ser humano proviene de Dios y tiene atributos de Dios, pero tiene que estar relacionado con su fuente para mantener la vida, así como las ramas de la planta de la vid solo tienen vida si están conectadas a su fuente y raíz. Jesús dijo que Él era la vid verdadera (Juan 15:1) porque hay muchas otras vides, educación, ciencia, filosofía, religión, etc. Podrías tener muchos grados académicos pero vivir por debajo de tu potencial porque estas alimentándote de una falsa vid o savia.


Vivir una vida victoriosa no depende de nosotros, depende de quien estamos mantenidos, Jesús dijo; permaneced en mi, y yo permaneceré en ustedes, ninguna rama puede llevar fruto por sí misma, esta debe permanecer en la vid, ninguno de ustedes puede llevar fruto a menos que permanezca en mi (Juan 15:4). Pero todas estas promesas son reservadas para unos pocos, para los discípulos solamente, no religiosos, no denominacionalistas, solo para los discípulos.


Limitando tu potencial ilimitado


Muchos de nosotros pasamos situaciones difíciles tratando de proyectar una buena actitud hacia otros porque nos sentimos mal con nosotros mismos. Los grandes pensadores positivos y motivadores personales, al igual que los sicólogos, todos están de acuerdo que si tú te sientes bien contigo mismo, entonces tu actitud hacia otros será influenciada por esa condición. Sin embargo para muchos programas de autoayuda esto es simplemente un intento de convencernos por nosotros mismos por un recurso mental de que somos valiosos. Este es un intento para convencerte de algo que tú no crees.


Tu verdadera habilidad y potencial no debe ser medida por las limitaciones de una prueba académica o del promedio de coeficiente intelectual, no debe ser determinada por las normas sociales, culturales, económicas de tu sociedad. La sociedad no te creó, tú no eres producto de tu cultura, tú no eres un engendro de la economía, tú no fuiste creado por la secretaría o departamento de educación. Por lo tanto, ninguno de estos tiene el derecho de determinar cuanto potencial realmente posees. Si tu quieres conocer cuanto potencial tienes, primero descubre quien es tu creador y manufacturero, entonces checa las demandas que Él está haciendo sobre tu vida. Cualquier cosa que Él te esté demandando, tu puedes hacerlo.


La clave para conocer tu verdadero potencial es conocer tu fuente. Nunca comprenderás, realizarás o maximizarás tu verdadero y completo potencial sin una relación con tu fuente. Un hombre sin una relación con Dios (su fuente) tiene limitado su potencial. El nunca podrá lograr conocer lo que es capaz de hacer.


¿Cuál es tu desventaja?. Una silla de ruedas, un estatus económico desfavorable, el color de la piel, una enfermedad, el nivel de educación, divorcio, abuso infantil, complejos, traumas, ceguera o sordera, tartamudez, pobre autoestima, cualesquiera cosa que tu percibas como desventaja, nunca permitas que tu verdadero potencial venga a ser una víctima de las limitaciones físicas o ambientales. Alcanza más allá de tus manos, tu cuerpo no es todo tu potencial, te motivo a desarrollar y mantener una correcta perspectiva del cuerpo, del alma, y del espíritu.


Tomado del libro Understanding your potential del Dr. Myles Munroe. Traducción por Eduardo Olivares Pérez

© Chalo Jiménez 2008. Derechos Reservados.
Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización del autor.

No hay comentarios: