jueves, 18 de diciembre de 2008

EL PROPOSITO DEL HOMBRE

Escrito por: Myles Munroe


Descubriendo el origen y propósito del hombre.


Eran las cinco en punto de la mañana y no había dormido en toda la noche. Estaba nervioso y ansioso. Era el gran día -el momento para el examen que me aterrorizaba. Fue un día memorable durante mis años en la universidad. Había estudiado toda la noche y había leído todas mis notas, libros, y revisiones con confianza. Era mi examen final de biología. El tema principal de esta clase era la anatomía humana.


Al finalizar el examen, me sentí seguro que lo había hecho bien. Tres días después me enteré que no me había equivocado cuando el profesor me llamó para felicitarme por haber recibido la nota más alta de la clase. Estaba tan orgulloso de mí mismo y sentía que había logrado algo sobresaliente. Mientras estaba allí mirando los papeles que el profesor me había entregado, repentinamente me di cuenta de algo que jamás había pensado. Durante el transcurso del curso de estudio había adquirido una buena educación respecto al conocimiento del cuerpo humano - los nombres, propósitos y funciones de todas sus partes V órganos intrincados. El pensamiento que me impresionó fue el saber que es lo que el cuerpo humano era pero no sabía por qué lo humano era. En otras palabras, conocía el producto pero un el propósito.


Este descubrimiento juvenil aun me motiva en la actualidad. Hay más de 6.000 millones de personas en el planeta tierra y sólo unas pocas saben la razón de su existencia. ¡Qué tragedia! ¿Quién es el hombre? ¿Por qué ha sido creado? ¿Por qué fue puesto en este planeta? ¿Qué debe hacer? ¿De dónde procede? ¿Qué es lo puede hacer? ¿Adonde se dirige? Estas preguntas son formuladas por el corazón de toda búsqueda humana. Todos esos hombres desean saber las respuestas a estas preguntas.


¿Somos los humanos simplemente un eslabón de alguna cadena evolutiva, tal como lo llaman los teólogos de la evolución? ¿Somos simplemente primates sofisticados en el drama de la supervivencia del más adaptable? ¿Somos simplemente un accidente anormal de alguna desgracia de explosión cósmica de la cuál hemos emergido del légamo de alguna sopa cósmica como el magnificente, razonador ser con conciencia propia a la cuál hemos evolucionado actualmente? Encuentro imposible creer que alguien pueda suponer que dicha teoría constituye la teoría correcta. Esta proposición teórica irracional, sin fundamento, sin evidencias no se funda en la verdad, y profana la verdad del origen del hombre. Diluye y disminuye su glorioso propósito.


El hombre es el acto de coronación de un Creador intencional. Existe como corregente de Dios en un mundo creado para él. Al examinar la humanidad, descubriremos la belleza y el misterio del propósito de Dios para toda la creación.


Parece que el fin de todas las cosas será descubierto al principio de todas las cosas. Por lo tanto, comenzaremos nuestro estudio considerando el plan original de Dios para Su creación. Resulta bastante obvio que, si buscamos entender la creación, primero debemos comprender al Creador, porque el propósito original de cualquier producto está sólo en la mente del creador de dicho producto. Por ende, para descubrir el propósito y la razón de la creación y existencia de humanidad, debemos intentar intervenir en la mente del Creador. Después de todo, uno conoce al producto como al fabricante.


EL ORIGEN DEL PRIMER REINO


En primer lugar, resulta esencial entender que Dios existía antes que no hubiera nada. La palabra Dios denota "ser auto existente y autosuficiente" y describe a un ser que no necesitó de nada o de nadie para existir. Por lo tanto, "Dios" no es un nombre sino una descripción de una naturaleza. Debido a quién es Dios y lo que es, Él solo califica para el título de Dios. Este Dios totalmente independiente existía antes de todas las cosas y comenzó su proceso creativo empezando en primer término por producir el mundo totalmente invisible, el que también conocemos como "supera" o mundo "sobrenatural". Este acto de creación inició el concepto de "gobernante" y de "regulación" ya que el Creador se convirtió en gobernante sobre el reino creado. Otra de las palabras que se utilizaba para el gobernante es "rey". Dios denominó a este reino o dominio invisible como "paraíso" y de este modo, El se convirtió en Rey de todo el dominio, el paraíso.


Este fue el principio de la creación del primer reino denominado "el Reino invisible de Dios". También ha constituido la introducción al concepto de "reino". Este concepto de "reino" es crítico, esencial, necesario, requerido, e imperativo a los fines de comprender, apreciar y comprender el propósito, intento, y objetivos de Dios y de la relación de la humanidad con Él y con la creación.


LA MOTIVACIÓN DIVINA PARA LA CREACIÓN


No es irracional preguntar la razón por la cuál Dios, el Rey del paraíso, desearía crear hijos a Su imagen y un universo visible. ¿No estaba satisfecho y complacido con un reino invisible de ángeles y poderes para gobernar? Creo que la respuesta a estas preguntas yace en comprender la misma naturaleza de Dios Mismo. Hay mucho acerca de este Ser tan asombroso, autosuficiente que no podemos conocer y tal vez nunca lo sabremos, pero Él ha revelado lo suficiente acerca de Sí Mismo a la humanidad para permitirnos ver algo de la magnificencia de Su naturaleza y carácter.


Una de esas características es que "Dios es amor" 1 Juan 4:8,16. Por favor observa que Él no dice que "tiene" amor sino que Él "es" amor. Esta es una diferencia importante cuando nos disponemos a entender Su motivación, porque si Dios es amor, luego Sus acciones constituirían natural o sobrenaturalmente la manifestación de la naturaleza de su amor. Una de las cualidades más obvias del amor es que el amor tiene que dar y compartirse. Si es así, la misma naturaleza de Dios radicaría en desear compartir Su liderazgo. En esencia, el amor es pleno cuando se da y se comparte.


Es esta naturaleza inherente del amor que ha motivado al Rey del paraíso a crear niños espirituales (denominados humanidad) para compartir el liderazgo de Su Reino. En otras palabras, el hombre fue creado con el propósito de gobernar y liderar. Esta es la razón por la cuál en el mensaje de Jesús, cuando describió la edad del Reino de Dios y su suministro para el hombre, Su manifestación expuso que el Reino pertenecía al hombre antes que la tierra fuera creada.


"»Entonces dirá el Rey a los que estén a su derecha: "Vengan ustedes, a quienes mi Padre ha bendecido; reciban su herencia, el reino preparado para ustedes desde la creación del mundo." Mateo 25:34.


Fue la idea de Dios el compartir Su Reino invisible con Sus hijos, a los que denominó humanidad, y el darle a ellos Su naturaleza y características.

Tomado del libro "Redescubriendo El Reino" Myles Munroe
© Chalo Jiménez 2008. Derechos Reservados.
Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización del autor.

Imprimir

No hay comentarios: