viernes, 29 de agosto de 2008

ENTREGALO TODO


Escrito por: Chalo Jiménez

"Tanto lo quería, que hizo un pacto con él: Se quitó el manto que llevaba puesto y se lo dio a David; también le dio su túnica, y aun su espada, su arco y su cinturón." 1 Samuel 18:4

En este relato Bíblico digno de una película, podemos ver una muestra clara del amor que puede llegar a existir entre dos hombres, sin involucrar ningún tipo de perversión sexual, La Biblia dice que "Jonatán entabló con David una amistad entrañable y que llegó a quererlo como a sí mismo", si en la actualidad se conoce una relación como esta, se diría que pertenecen a la comunidad gay del momento. La palabra de Dios es muy clara cuando dice: "hombre y mujer los creó" Génesis 1:27, ni más ni menos.

Lo que si debemos notar en esta historia real es que el amor siempre da. Aquel que se quita el manto, la túnica, la espada el arco y el cinturón es Jonatán su nombre significa "El Señor ha dado", este fue un hombre valiente y lleno de fe, heredero del trono por derecho, le correspondía ya que su padre Saúl en ese momento era el Rey de Israel, sin embargo nunca reclamó, por el contrario aceptó que David fuera el Rey. Jonatán fue un dador, además en la cultura de oriente entregar a otros los propios vestidos corresponde a una acción simbólica que expresa la donación de la propia persona. Ahora es notable ver que David se vio colmado de respeto y honor pero no llegó a ser soberbio. Miremos con detalle lo que el buen amigo Jonatán le dio a David:

  • El Manto: Simlah, manto exterior ancho, era la prenda que se rasgaba en señal de duelo, griego Himation (NT), traduce capa.
  • La Túnica: hebreo kethoneth, griego chiton (NT) prenda interior.
  • La Espada: su arma, generalmente de hierro, protegida por una vaina.
  • El Arco: de madera y bronce, Jonatan fue hábil con esta arma.
  • El Cinturón: una faja de tela o cuero, para ceñirse cuando querían correr, pelear o trabajar.

Literalmente se quitó todo lo que llevaba puesto, pero nada se puede comparar con lo que El Señor Jesús nos dio en la cruz del calvario. Jesucristo se despojo a si mismo Filipenses 2:6,7, para enriquecernos, 2 de Corintios 8:9, y luego se vistió de nuestros harapos, 2 de Corintios 5:21. Jesús entregó:

  • El Manto: cuyo borde tocaban y quedaban sanos según cuenta Mateo 14:36; del cual se despojó para lavarle los pies a sus discípulos en Juan 13:4; y después fue partido en cuatro partes, Juan 19:23.
  • La Túnica: su prenda interior, su todo, no tenía costura, no la dividieron, sus asesinos echaron suertes sobre ella, Juan 19:23,24.
  • La Espada: El Señor nos dejó La Palabra penetrante de Dios, efesios 6:17.
  • EL Arco: del pacto, el Arco iris es la recordación de que nunca mas el hombre será destruido.
  • El Cinturón: la verdad, "ceñidos con el cinturón de la verdad", efesios 6:14.


Ahora imagina al buen amigo Jesús, despojándose de todo en la cruz del calvario, su manto, su túnica, aun su propia sangre, para que tú y yo fuéramos salvos, el ya pagó el precio, el ya se dio a si mismo para que tuviéramos vida y vida en abundancia, Juan 10:10.

Entonces por qué hoy no entregamos el manto de egoísmo, la túnica del orgullo, la espada de las palabras violentas, de envidia, o mejor nos apretamos el cinturón, para correr de la tentación, pelear por nuestras convicciones y trabajar para el Señor, manifestemos así el amor de Cristo a otros, dejemos de pensar en nosotros mismos, y tengamos compasión de los que nos rodean. Dar es la máxima expresión del amor.

"porque ni aun el Hijo del hombre vino para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos" Marcos 10:45.


© Chalo Jiménez 2008. Derechos Reservados.

Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización del autor.

miércoles, 27 de agosto de 2008

LAS NUEVAS TABLAS: TU CORAZON

Escrito por: Chalo Jiménez

“El Señor le dijo a Moisés: Labra dos tablas de piedra semejantes a las primeras que rompiste. Voy a escribir en ellas lo mismo que estaba escrito en las primeras” Éxodo 34:1

Alguna vez te has cuestionado ¿por qué los diez mandamientos fueron tallados en un par de cuadros y en roca? La respuesta es simple para guiarnos en nuestros deberes, tanto para con el Salvador como para con nuestros semejantes y para indicar su perpetuidad, “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras jamás pasarán.Mateo 24:35, del mismo modo que denota la dureza de nuestros espíritus.

Los primeros términos fueron labrados y rotos en el edén por la desobediencia. Cuando Dios creó al ser viviente a su imagen y semejanza la carta moral fue esculpida en su interior, pero como el pacto fue quebrantado, se necesitó del ministerio de los hombres para escribir de nuevo su constitución en las sagradas escrituras y en la humanidad caída.

Hoy el Creador de los cielos quiere marcar sus estatutos en el centro de tu vida. Con su dedo, voluntad y poder, Él comenzará a entallar sus ordenanzas en tu alma a través de su Santo Espíritu. Fue en el sermón del monte, donde Jesús renovó las tablas y las hizo como las primeras, no hay mejor evidencia del perdón de pecado y de la paz con nuestro amado Padre que tener grabados muy adentro sus mandatos.

El desierto es el taller que el maestro usa para trazar, como lo hizo con Moisés, es allí donde tenemos la posibilidad de subir a la montaña del Eterno en oración, de mañana y sin compañía, con un ánimo dispuesto, para experimentar su presencia y escuchar los mensajes acerca de su amor, su compasión y su justicia, Éxodo 34:2,5.

Como con un cincel golpeado con un martillo el Todopoderoso tallara sus normas en nosotros, doloroso proceso, pero necesario, para manifestar su amor a aquellos que queremos buscarle y vivir conforme a sus propósitos.

Cuantas veces cuestionamos las herramientas y lugares que el gran Yo Soy usa para grabar su código, ¿por qué mejor no prepararse y entregarse de manera voluntaria al buen Artesano? teniendo la certeza de que jamás nos maltratará y por el contrario estar confiados en que Él hace un excelente trabajo, al realzar sus palabras: “—"Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente" —le respondió Jesús—. Éste es el primero y el más importante de los mandamientos. El segundo se parece a éste: "Ama a tu prójimo como a ti mismo." De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas.” Mateo 22:37-40.

“Éste es el pacto que después de aquel tiempo haré con el pueblo de Israel —afirma el Señor—: Pondré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo” Jeremías 31:33

© Chalo Jiménez 2008. Derechos Reservados.

Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización del autor.

martes, 26 de agosto de 2008

¿CORONA Ó CARCOMA?

Escrito por: Chalo Jiménez

“La mujer ejemplar es corona de su esposo; la desvergonzada es carcoma en los huesos” Proverbios 12:4


Si “Cristo es cabeza y salvador de La Iglesia” Efesios 5:23 y “nosotros somos el cuerpo” 1 corintios 12:27, Sería interesante preguntarnos hoy, ¿Estamos siendo corona para Cristo, o carcoma, para su cuerpo?


Según el diccionario de la real academia de la lengua española, carcoma es el nombre que se aplica a diversas especies de insectos (gorgojos, escarabajos), muy pequeños y de color oscuro, cuyas larvas roen y taladran la madera produciendo a veces un ruido perceptible. En otras palabras es como una persona o cosa que poco a poco va gastando y consumiendo algo.


De la misma manera que un cáncer puede llegar a devorar el cuerpo de una persona, el pecado cuando progresa es como una terrible polilla en el cuerpo de Cristo que poco a poco puede llegar a destruirlo.


Por qué no aprender de Esteban, hombre de buena reputación, lleno de sabiduría, de fe y del Espíritu Santo, “hombre lleno de la gracia y del poder de Dios, hacía grandes prodigios y señales milagrosas entre el pueblo” por lo menos así lo describe La Palabra de Dios en Hechos 6. El nombre Esteban viene del griego Stephanos que significa Corona. Tanto Esteban, como una Corona, tienen los siguientes atributos:


  • Adorno: “su rostro se parecía al de un Ángel” Hechos 6:15
  • Honor: Esteban encabeza la lista de los siete Hechos 6:5.
  • Dignidad: “vio la gloria de Dios y a Jesús de pie a la derecha de Dios” Hechos 7:55

Sin embargo el mejor ejemplo lo encontramos en Cristo, quién fue a la cruz del calvario a morir por nosotros, llevando una Corona de espinas Mateo 27:29, la cual es símbolo de tribulación. Una corona de ramas habría bastado, pero tenía que ser también punzante. Así El llevo la corona de espinas que nosotros merecíamos, pues por el pecado surgieron los espinos, Génesis 3:18, a fin de que nosotros pudiéramos llevar “la corona incorruptible de Gloria” 1 de Pedro 5:4, que El mereció.


De esta forma Cristo nos dio ejemplo del amor sacrificial por la esposa, “Cristo amó a la iglesia y se entregó a sí mismo por ella” Efesios 5:25, con esto nos enseñó el costo del verdadero amor.


“Mujer ejemplar, ¿donde se hallará? ¡Es más valiosa que las piedras preciosas!” Proverbios 31:10. ¿Quién no quiere una esposa como la descrita en este bello versículo bíblico? Es el mismo anhelo del corazón de nuestro Señor Jesús, que su esposa: la iglesia, sea ejemplo de amor, santidad y fidelidad.


¿Y nosotros cómo responderemos ante esto? ¿Como corona ó como carcoma?

© Chalo Jiménez 2008. Derechos Reservados.

Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización del autor.

viernes, 22 de agosto de 2008

VIVIMOS EN ¿SODOMA Y GOMORRA?

Escrito por: Chalo Jiménez

"Los habitantes de Sodoma eran malvados y cometían muy graves pecados contra el Señor" Génesis 13: 13

"Hago maravillas con lo que ves, dice. Lo que se ve es un cuerpo bien formado, algo plástico pero no por eso indigno de una reina del Festival. Paula se rasuró bien en la mañana, sin embargo, a esa hora ya se nota una leve barba en sus mejillas. Evidentemente Paula es Pablo y pronto tomará el colectivo que la llevará de regreso a su natal Valparaíso. En Chile ya se inició el proceso de tramitación interna de unión civil de homosexuales."

"El pasado 15 de mayo La Corte Suprema de California declaró inconstitucionales las leyes que prohíben las bodas entre personas del mismo sexo en California, que se convirtió en el segundo Estado de EEUU, después de Massachusetts, en permitir estos enlaces."

"Tel Aviv fue la anfitriona del primer Festival del Sexo y el Erotismo de Israel. Se suma de esta forma a lo que ocurre en Alemania, Las Vegas, Barcelona, México y Ámsterdam. En estos certámenes no sólo tiene cabida el arte cinematográfico de este género, sino todo lo que lo envuelve."

"Cuatro deportistas alemanas que participaron en los Juegos Olímpicos de Beijing han aparecido desnudas en la edición alemana de Playboy."

Estas son algunas noticias de los principales diarios del mundo, que hoy por hoy pasan desapercibidas como si fueran algo normal, Sin embargo, no pasa lo mismo con una jovencita de 13 años que no haya experimentado el tener sexo, lo cual por estos días es considerado como algo anormal, fuera de moda, anticuado, digno de menosprecio, en fin, se hace de algo respetable una mofa. No existe ni un poco de orientación hacia la verdad. Eso sólo es un ejemplo de como nuestra sociedad esta fuera de orden. Corrupción incontenible, donde el que tiene oportunidad de robar lo hace sin la menor alteración de conciencia, donde el que puede estafar lo hace sin que su alma sienta un ápice de temor, donde los políticos perdieron el sentido de la verdad y no existe la compasión en ninguna de las esferas de la vida, donde el libertinaje ya se trata como algo común, abortos, liberación sexual, homosexualidad, abominaciones, divorcios, asesinatos atroces, mentiras, leyes injustas, sobornos, lujurias, riquezas mal distribuidas, alcoholismo como forma de vida, en fin, fechorías y desvaríos de la sociedad de hoy. ¿Pero acaso no fueron las mismas cosas que Dios detestó de Sodoma y Gomorra?

"…Sodoma y sus aldeas pecaron de soberbia, gula, apatía, e indiferencia hacia el pobre y el indigente" Ezequiel 16: 49

"Así también Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas son puestas como escarmiento, al sufrir el castigo de un fuego eterno, por haber practicado, como aquéllos, inmoralidad sexual y vicios contra la naturaleza" Judas 1:7

Al estudiar estos apartes de la Biblia se deduce que los habitantes de Sodoma y Gomorra habían traspasado todo límite sobre perversiones en forma irreversible de tipo sexual y natural y sus prácticas eran detestables ante al Señor. Cabe señalar que este acontecimiento, el de Sodoma y Gomorra, caló tan hondo en la tradición judaica que en el Nuevo Testamento aún se le hace referencia como sinónimo de perversión. La Tradición popular sostiene que la razón del castigo fue la práctica de la homosexualidad por parte de los sodomitas, la cual pasó a llamarse sodomía.

¿Será que nosotros nos hallamos abrumados por la vida desenfrenada de los perversos? ¿Será que somos justos? ¿Amamos el bien y sentimos que se nos despedaza el alma por las obras inicuas que vemos o escuchamos? Si es así, no tenemos nada de que preocuparnos, el Señor sabrá librarnos de la prueba a los que vivimos como Él quiere, y a los impíos los reservará para castigarlos en el día del juicio. 2 Pedro 2:4-9

¡Lávense, límpiense! ¡Aparten de mi vista sus obras malvadas! ¡Dejen de hacer el mal! ¡Aprendan a hacer el bien! ¡Busquen la justicia y reprendan al opresor! ¡Aboguen por el huérfano y defiendan a la viuda! Isaías 1:16-17

© Chalo Jiménez 2008. Derechos Reservados.

Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización del autor.

jueves, 21 de agosto de 2008

EL LEON DE LA TENTACION


Escrito por: Chalo Jiménez


“Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quien devorar.” 1 Pedro 5:8


El tipo de presa capturada por los leones varía desde insectos hasta jirafas, aunque suelen mostrar preferencia por animales grandes como la cebra. La caza se produce al atardecer y es realizada por las hembras. La técnica empleada consiste en acechar primero a la presa y cuando ésta se encuentra a la distancia adecuada, perseguirla a gran velocidad para derribarla en una carrera en la que pueden alcanzar los 60Km./h. Una vez atrapada, la hembra morderá con fuerza el cuello de la presa para matarla por asfixia; entonces el macho se aproxima para comer.


No en vano La Biblia hace la comparación entre un león y Satanás, a quien tampoco le importa el tamaño de la presa para atacarla, sin embargo prefiere los grandes: Líderes, siervos y gente comprometida con Dios. La caza se produce al atardecer, seguramente por la escasez de luz y porque ya empieza a llegar el cansancio. Es realizada por las hembras, comparables a los demonios enviados por Satanás, quien no es omnipresente, este atributo solo le pertenece a Dios, la técnica consiste en acechar primero a la presa-cristiana, por medio de la tentación, y cuando ya ha logrado derribarla sumergiéndola en el pecado, Satanás se acerca para comer, pues la paga del pecado es muerte.


Sansón, fue un hombre consagrado a Dios desde antes de nacer, pero cedía fácilmente a los impulsos de la carne, en una ocasión enfrentó a un cachorro de león y envestido por el poder del Espíritu Santo logró despedazarlo, sin embargo matar al león no fue suficiente, pasado algún tiempo Sansón “se apartó del camino” para mirar al león muerto del cual sacó miel y tomó, una de las advertencias para un Nazareo era no contaminarse con nada impuro, como un cadáver, (ver Números 6). Después de un pecado vendrá otro y otro, primero contempla la tentación, luego se casa en yugo desigual, sigue con un banquete y como consecuencia de todo esto, su esposa muere quemada y él termina solo en una cueva. Jueces 13-14


¿Cuantas situaciones has vivido, que han traído consecuencias nefastas sobre tu vida?, vencer al león de la tentación es una tarea de todos los días, con razón el apóstol Pedro dice, “practiquen el dominio propio y manténganse alerta”


No será mejor tener la actitud de Benaías, quien se metió en una cisterna (pozo) y mató a un león, las cisternas abandonadas quedaban rotas sirviendo de símbolo de los placeres terrenales, luego sale y mata un egipcio de gran estatura. Satanás, el mundo y la carne son tres peligrosos enemigos de gran estatura que debemos enfrentar. Observemos lo que sucedió cuando Benaías salio vencedor: “se destacó más que los treinta valientes y fue colocado al mando de la guardia personal del rey”. 2 Samuel 23:20,23


Aprópiate de esta gran verdad, entra a la cisterna de tu corazón y enfrenta a ese león muerto que no te puede dominar y que sólo te ha querido engañar.


Apocalipsis 5:5. “¡Deja de llorar, que ya el león de la tribu de Judá, la raíz de David ha vencido!”


© Chalo Jiménez 2008. Derechos Reservados.

Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización del autor.


miércoles, 20 de agosto de 2008

“MAN HU”

Escrito por: Chalo Jiménez

“Como los israelitas no sabían lo que era, al verlo se preguntaban unos a otros: « ¿Y esto qué es?» Moisés les respondió: —Es el pan que el Señor les da para comer.” Éxodo 16:15

El Man hu fue el principal alimento de los israelitas durante los cuarenta años de peregrinación por el desierto. Man hu, que en hebreo significa ¿y esto qué es?, fue la pregunta que se hizo el pueblo de Israel cuando recibió el maná del cielo y es así como nosotros hoy recibimos las bendiciones de Dios, con desagrado, porque nos parecen insuficientes y lejanas con respecto a lo que estábamos esperando y al igual que el pueblo de Israel, muchas veces, sin haber probado la bendición ya la estamos rechazando y hasta murmurando de ellas. “Entonces el Señor le dijo a Moisés: voy hacer que les llueva pan del cielo. El pueblo deberá salir todos los días a recoger su ración diaria. Voy a ponerlos a prueba, para ver si cumplen o no mis instrucciones.” Éxodo 16:4

Jesús nos fue prometido como pan de Vida, pero la incredulidad lleva al pueblo de Dios a murmurar de sus promesas, sin embargo, El en su infinita misericordia nos perdona y nos brinda la posibilidad de arrepentirnos, porque sólo así podremos ver Su gloria en medio del desierto. Éxodo 16:10.

El Maná, visto desde la perspectiva del hombre parece más un problema que una bendición, porque es mirado con ojos viciados por el dolor, la esclavitud y el pecado y no con la conciencia de que lo que Dios nos da es bueno, agradable y perfecto.

El Mana contiene toda la bendición de Dios en nuestra vida, pues proviene directamente de sus manos, en forma de lluvia como símbolo de restauración, con un sabor dulce como la miel y como representación de la bendición. Blanco, como símbolo de pureza y de santidad. Brillante, como la resina, una especie de bálsamo, con propiedades medicinales como muestra de que Dios da sanidad a un pueblo que se vuelve a El. La salvación es sanidad. Pequeño, como una semilla de cilantro, pues hay bendiciones que parecieran pequeñas e insignificantes en su forma pero que en su fondo son lo más grande que Dios nos pueda regalar. Perdurable, El maná alcanzó para cuarenta años. Y finalmente con sabor a pan amasado, en representación de Jesús como pan de vida, molido, amasado por mi pecado, amasado con aceite, el cual es símbolo de la unción del Espíritu Santo.

La provisión de Dios es oportuna, suficiente y constante. La Biblia nos enseña que los pensamientos de Dios, no son mis pensamientos y que Sus caminos no son mis caminos. ¿Por que mejor no confiar en El?

La invitación hoy es a cambiar la perspectiva para recibir las bendiciones de Dios, seamos espirituales y tengamos un corazón agradecido, entendamos que Dios conoce perfectamente nuestras necesidades y nos envía exactamente la provisión que pueda suplirlas. Así que revisa el maná que Dios ha enviado sobre tu vida y entenderás que eres una persona grandemente bendecida.

“Ciertamente les aseguro que no fue Moisés el que les dio a ustedes el pan del cielo —afirmó Jesús—. El que da el verdadero pan del cielo es mi Padre. El pan de Dios es el que baja del cielo y da vida al mundo. —Señor —le pidieron—, danos siempre ese pan. —Yo soy el pan de vida —declaró Jesús—. El que a mí viene nunca pasará hambre, y el que en mí cree nunca más volverá a tener sed” Juan 6:32-35

© Chalo Jiménez 2008. Derechos Reservados.

Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización del autor.

lunes, 18 de agosto de 2008

PEQUEÑOS IMITADORES


Escrito por: Chalo Jiménez


Por tanto imiten a Dios, como hijos muy amados” Efesios 5:1,2


Desde el primer día de nacidos los niños comienzan a imitar, primero las expresiones faciales y los susurros, luego los movimientos corporales y las palabras básicas de sus padres. Durante el segundo año, la mayoría de los niños se obsesionan con la manera como los adultos usan los teléfonos, las llaves, las ollas y los teclados, los hijos entienden que las acciones que imitan tienen un significado, ser como sus padres.


Así mismo, observan y copian todo, incluso la mayoría de los aspectos del lenguaje, tales como: vocabulario, reglas básicas de gramática, hasta las malas palabras y sonidos son aprendidas a través de la imitación. De tal forma que si queremos que los niños aprendan a decir “por favor” y “gracias” debemos todo el tiempo hablar de esa manera y usar con frecuencia esas palabras, generalmente la forma en la que un niño trata a las personas nace de la imitación.


Según las leyes de La Psicología Infantil, los niños son el reflejo de la sociedad, es decir, de las tendencias en la escuela, de los padres, de los familiares y en último lugar, de los docentes. Todo aquello que suponga el contacto con un ser humano que se encuentre en el ámbito cotidiano del niño puede ser sujeto de fijación para éste. Es evidente que aquellas personas que compartan más tiempo con el niño son las que marcan sus posibles conductas futuras. Primero el niño pasa por la fase de fijación, luego por la de imitación y para finalizar, por adquisición de la conducta.


Vivimos en un mundo con el respeto perdido, con los malos hábitos muy arraigados y deseando con más pena que gloria, los tiempos aquellos cuando los padres si tenían que discutir, esperaban a que los niños se acostaran para no influir de manera negativa en ellos. ¿Dónde están esos padres que callan y guardan respeto frente a sus hijos?, ¿dónde están esos padres que templan sus nervios ante situaciones críticas y sonríen pese a las adversidades?, ¿dónde están esos padres que te inculcan el respeto a grandes cucharadas?, ¿dónde están esos padres ejemplares?


Asegurémonos de que los niños sean testigos de nuestros actos de nobleza, generosidad y compasión. “Entonces Jesús afirmó: Ciertamente les aseguro que el hijo no puede hacer nada por su propia cuenta, sino solamente lo que ve que su padre hace, porque cualquier cosa que hace el padre, la hace también el hijo.” Juan 5:19.


De la misma forma cuando nosotros conocemos a nuestro Señor Jesús, empezamos como niños a imitarlo y progresivamente nos convertimos en sus discípulos, siendo ésta la mejor definición para un imitador de Cristo, es decir, aquel que sigue al maestro. Imitarlo no es tarea de un día, sino de toda la vida, nosotros estamos llamados a vivir, a caminar, a hablar y amar como Jesús nos ama, con el fin de que nuestro estilo de vida sea conforme a Su carácter. Sus actos son el mejor ejemplo encontrado en la historia de la humanidad. El jamás se equivocó. Una buena forma de llegar a ser como Cristo es siguiendo líderes que lo amen. “Querido hermano, no imites lo malo sino lo bueno. El que hace lo bueno es de Dios; el que hace lo malo no ha visto a Dios.” 3 Juan 11.


Un niño antes de imitar a su padre primero observa lo que él hace, como se comporta y como habla. La invitación hoy es a que fijes tu mirada en Jesús, observa cuidadosamente lo que El hace, sólo así podrás imitarlo y adquirir su carácter, para de esta manera agradar a nuestro Padre Amado.


“Les aseguro que el que no reciba el reino de Dios como un niño, de ninguna manera entrará en él” Marcos 10:15


Vea el video: EJEMPLOS NO PALABRAS!!!!!!!


© Chalo Jiménez 2008. Derechos Reservados.

Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización del autor.

viernes, 15 de agosto de 2008

UN RENUEVO EN EL CORAZÓN

LOS DONES DEL ESPÍRITU SANTO 1

Escrito por: Chalo Jiménez

“No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cual es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.” Romanos 12:2

La palabra renovación viene de la palabra renuevo, del hebreo tsemach, que significa brote. Su significado en el sentido espiritual es: consumir las formas antiguas y consagrar otras de nuevo. Renuevo o retoño es un vástago que echa la planta después de ser podada o cortada.

Este titulo fue aplicado al Mesías en el libro de Isaías, capitulo 11, versículos 1 y 2: El retoño de Isaí. Aquí se enseña claramente la doctrina de las influencias del Espíritu Santo. Cuando aplicamos las herramientas entregadas por Dios para nuestro buen desempeño en este mundo, sin lugar a dudas recibiremos bendiciones, ya no hay excusas para incumplir, esto siempre ha de ocurrir cuando la verdad es revelada.

Necesariamente cuando Cristo entra en el corazón del hombre se debe producir un renuevo, si Cristo está en nosotros, las siguientes características deben brotar de nosotros de forma muy natural: Espíritu de sabiduría y de entendimiento, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y temor del Señor.

Si entendemos de donde salimos y lo que necesitamos en la tierra para vivir como si estuviéramos en el cielo, vendrá un renuevo. Tener al Espíritu de Dios ya es un renuevo, lo cual viene a comprobar que ésta es la voluntad de Dios para nosotros, una voluntad buena porque sale de un Dios bueno, agradable porque contiene un bien para todos y perfecta porque se cumple su voluntad, pero sumerjámonos un poco:

El espíritu de sabiduría y de entendimiento: Son dones de Dios de carácter Intelectual. El Espíritu de Sabiduría es inteligencia y capacidad creativa, pericia y habilidad, este don implica la reverencia hacia el Señor y la obediencia a sus mandamientos, el entendimiento es la habilidad de aplicar principios a situaciones concretas.

Los hombres llamados para ser arquitectos del evangelio son llenos del espíritu de Dios en sabiduría y entendimiento, son llamados no sólo para planear y trabajar sino que han de enseñar a otros. Aquellos a quienes Dios ha dado conocimiento, deben estar deseosos de participarlo para socorro de otros, sin codiciar acapararlo.

Esta primera pareja igualmente se refiere a la capacidad de guiar al pueblo con un juicio recto lo que implica una sabiduría profunda inspirada de o alto. El mejor ejemplo lo tenemos en el Rey Salomón.

El espíritu de consejo y de poder: Son dones de Dios de carácter Administrativo. En otras palabras es administrar los asuntos del reino espiritual para gloria de Dios y beneficio de los hombres. El consejo siempre debe ser certero y atinado.

La segunda pareja, consejo y poder, implica los dones del gobierno práctico. David gobernó con poder y Salomón dio el consejo revelado desde el cielo.

El espíritu de conocimiento y temor del Señor: Son dones de Dios de carácter Espiritual. El conocimiento implica una relación intima y personal con Dios. La relación con nuestro Padre Dios debe ser inigualable, debe ser una relación de amistad y mucho respeto. Debemos ser fuertes y valientes a la hora de enseñar La Palabra de Dios sin temor a los hombres ni acepción de personas.

El que gobierna será un hombre profundamente espiritual. Podemos citar sobre todo al rey Josías del que se dice que no hubo otro que estuviera tan orientado al Señor con todo su corazón, con toda su alma y fuerzas. 2 Reyes 23,25.

Así entonces, es Cristo, el único que puede hacer que nuestra vida sea transformada, porque al recibirlo en nuestro corazón su sangre consume nuestra vieja naturaleza y ha de comenzar en nuestro interior el brote de esa renovación.

La pregunta entonces, sería: ¿Hemos abandonado esas conductas antiguas, malos hábitos, pecados ocultos? ¿En realidad estamos siendo renovados cada día en el amor de Cristo? ¿Quiénes nos escuchan, podrían decir que el Espíritu del Señor reposa sobre nosotros?

“Del tronco de Isaí brotará un retoño; un vástago nacerá de sus raíces. El Espíritu del Señor reposará sobre él: espíritu de sabiduría y de entendimiento, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor del Señor”

© Chalo Jiménez 2008. Derechos Reservados.

Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización del autor.

martes, 12 de agosto de 2008

MANDOBLE MEDIEVAL

Escrito por: Chalo Jiménez

“Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón” Hebreos 4:12

El Mandoble (De man, mano, y doble.) es una espada medieval de doble filo, de hoja recta, gran peso (hasta 4 Kg.) y grandes dimensiones, (2 a 2'5 metros de largo), debía ser manejada con ambas manos para hacerlo con velocidad. Es un arma del siglo XV empleada en combates a pie, pensada para atacar eficazmente las armaduras y cotas de malla, provocando en ocasiones fracturas o hematomas graves sin necesidad de perforar la armadura. Sin embargo, su objetivo principal consistía en romper las filas de piqueros acorazados para permitir una ofensiva mayor, como las cargas de caballería. Fue considerada el arma más versátil, aunque requería de gran destreza, y la más letal de su época, podía cortar a un hombre en dos.

La empuñadura de los mandobles medía aproximadamente una cuarta parte del total del arma, estaban dotados de guardia de largos gavilanes en cruz y solían estar rematadas por un pomo redondo, lo cual permitía asestar rápidos golpes y estocadas a una distancia más que respetable. Estas espadas se podían emplear también con una mano en la empuñadura y otra sobre el recazo de la hoja, que no tenía filo, de forma que permitía un manejo correcto a corta distancia.

Es el arma por excelencia de la edad media y usada en casi todas las civilizaciones, durante todas las épocas, ha llegado hasta nosotros en forma de souvenir.

Sólo desde el siglo XI empiezan a desarrollar la cruz. Durante las Cruzadas este tipo cruciforme permanece estable, con variaciones que sólo afectan a la forma del pomo.

Efectivamente, Se necesitaba fuerza para manejarlas de prisa. Al contrario de lo que se supone, una de estas armas se puede mover con una velocidad bastante respetable. Las púas que tienen a los lados de la hoja, y que siempre están en el final del recazo, no tenían otra función que la de servir de segunda guardia para cuando estaba la mano izquierda allí.

Los mandobles se usaban para guardar torres y murallas, para la guardia de las puertas, para los asaltos a formaciones de piqueros, y para barrer a la infantería cuando se estuvieran retirando tras la carga de la caballería.

Es curioso saber que los mandobles eran considerados más que un arma, se creía que tenían alma, además les colocaban nombre y eran considerados como el crucifijo personal.

Con la proliferación de las primeras armas de fuego la manera de hacer la guerra cambió drásticamente: los fusiles con bayoneta suplantaron a las espadas y se hizo preferible mayor movilidad antes que más armadura, pues ya no era protección eficiente contra las armas de fuego, con lo que el papel del mandoble se hizo innecesario.

Esta descripción del arma mas letal de la edad media me recuerda lo que dice La Palabra de Dios sobre las espadas, dice que era un arma protegida por una vaina, que frecuentemente era de dos filos y que se ceñía al cinto izquierdo. La espada en La Biblia es mencionada como símbolo: de guerra, de divisiones, de palabras violentas, de castigos divinos, de la palabra penetrante de Dios. En sentido figurado la espada significa guerra, y suele ir acompañada de hambre, peste y bestias salvajes.

La Palabra de Dios cuando Dios la instala por su Espíritu, convence, convierte y consuela poderosamente. Hace que sea humilde el alma que ha sido orgullosa, el espíritu siniestro sea manso y obediente. Los hábitos deshonestos que se han vuelto naturales, son separados y cortados por la espada. Dejará al descubierto a los hombres sus pensamientos y propósitos, las bajezas de muchos, los malos principios que los mueven, las finalidades pecaminosas para las cuales actúan. La palabra mostrará al pecador todo lo que hay en su corazón.

La Palabra de Dios puede ser usada como espada para destruir a nuestros enemigos, Josué por ejemplo se tomó la tierra prometida a filo de espada. David no solo la uso para terminar de matar a Goliat, sino que uso la espada del Espíritu en su adoración y confesando su pecado.

“Tomen…la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios.” Efesios 6:17

Y tú ¿Qué uso le estás dando a la espada del Espíritu?

© Chalo Jiménez 2008. Derechos Reservados.

Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización del autor.