viernes, 22 de mayo de 2009

LIBERTAD O LIBERTINAJE V

Escrito por: Dr. Neil Anderson 

La dirección de Dios puede que llegue súbitamente pero solamente para aquellos que están preparados espiritualmente. Quién sabe si alguien te está posiblemente empujando a que hagas una decisión rápida y súbita sin tener tiempo para reflexionar y orar, ¿sabes qué? Retírate, no lo hagas, eso no es Dios hablando. 

El Pentecostés vino súbitamente, pero cuántos días de preparación, en oración y espera precedieron ese momento súbito de Pentecostés ¿Y saben qué? Nosotros somos guiados por el espíritu, no arrastrados fuera de la zona del espíritu. Alguien dice, ven acá un momentito, tenemos una reunión secreta y ¿sabe qué? estás en problemas con Dios, porque en Dios no hay secreteos, Dios es todo luz, no hay oscuridad, uno tiene  siempre que caminar en la luz, uno no está haciendo cosas oscuras. 

Ahora, de nuevo, yo soy un granjero a la antigua. En la granja donde yo crecí, criábamos ovejas. Las ovejas me traen muy buenos recuerdos a mi vida. Dice la palabra, “nosotros somos ovejas de su pasto y Él es el gran Pastor” Pero también tiene sus desventajas este hecho. Si uno no sabe lo siguiente acerca de las ovejas, uno debe saber esto, muy importante, son los animales más estúpidos que hay en toda la granja, están ahí muy cerca de los gallinas. 

Uno puede venderle comida a las vacas y uno le puede dar de comer, que coman todo lo que quieran a los cerdos también y a las vacas, pero con las ovejas no se le puede dar así, simplemente que ellas se dejen. Si uno les da comida, mientras uno le está dando comida comen y comen y comen hasta que se mueren y explotan. 

Los proverbios tienen mucho que decir acerca de ser demasiado ricos y con mucho dinero y eso también es muy cierto acerca de la grama, cuando está bien verdosa y rica y tupida. Las ovejas pueden comenzar a comer y comer y comer grama, hasta que explotan con la hierba, por eso es que el salmo 23 dice, “El Señor es mi pastor, no careceré de nada, nada me faltará. Él me acuesta en lugares de delicados pastos me hace descansar” porque él sabe que sino, comería hasta morirme. 

Ahora, en los tiempos de primavera en Minnesota, en la ciudad de donde yo vengo, cuando se comenzaba a derretir la nieve, más o menos por el 4 de julio, primavera, supuestamente, en todos los caminos, los bordes de los caminos se ponían bien verdes con la grama y papá me decía, coge a las ovejas y llévalas por los bordes de los caminos, pero mantenlas moviéndose, así que nosotros las movíamos y las llevábamos y como las manteníamos moviendo las hostigábamos como uno de esos perros australianos de ovejas que siempre los mantienen en movimiento a las ovejas. 

Yo tuve el privilegio hace un tiempo de estudiar en Israel y nos encontrábamos en Betania cerca de Jerusalén, allí hay un monte, más o menos en forma de cono, llamado Herodiano y encima de ese cono, de ese monte hay un fuerte, una de siete fortalezas que Herodes había construido en su tiempo. Masada es uno de esos fuertes que construyó Herodes y yo me encontraba allí en ese monte Herodiano mirando el hermoso campo debajo de mí y desde donde yo estaba podía ver a un pastor allí, con unas 15 ovejas y muy pronto lo oí decir algo que no entendí y entonces salir y comenzar a caminar y dejarlas, pero qué pasó, que todas las ovejas comenzaron a seguirlo y a mí me dio tanta excitación ver esto que comencé a tomar fotos por donde quiera y lo único que se podía ver, porque estaba tan lejos en la altura, era simplemente puntitos en la foto de hecho. Pero yo tomé la foto simplemente porque me encantó esa escena, porque era una escena totalmente foránea a la experiencia que yo había tenido, pero ¿saben qué? los pastores en Israel no están empujando las ovejas desde atrás, no las empujan desde atrás, sino que ellos guían desde adelante, las ovejas siguen a los pastores. 

¿Y conocen ustedes, recuerdan el versículo? “Mis ovejas escuchan mi voz y me siguen” “Todos aquellos que están siendo guiados por el Espíritu de Dios, esos son los hijos de Dios” ¿Cómo camina uno en el espíritu? no se trata de libertinaje, no se trata de legalismo, no se trata simplemente de estar siempre en actividad, de una actividad a la otra, no es tampoco quedarse ahí en un lugar supuestamente santurrón y piadoso. 

A ti y a mí se nos ha invitado a caminar junto a ese gentil y manso Jesucristo, bajo el nuevo pacto de la gracia. 

¿No me explico por qué el mundo está buscando un guía del espíritu, esos espíritus malos, cuando tienen un Espíritu bueno que los puede guiar? Nosotros debiéramos levantarnos cada día y decir: Señor te pertenezco, yo merecía el infierno pero tú me diste vida eterna, lléname con tu Espíritu Santo, guíame hacia toda verdad para que yo pueda caminar en fe, no quiero ejecutar los deseos de la carne, quiero vivir una vida piadosa, justa, recta y yo espero y oro que esa sea tu experiencia cada día.

©Chalo Jiménez 2008. Derechos Reservados.

Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización del autor

Imprimir