jueves, 22 de julio de 2010

LA PRIORIDAD DE DIOS



Escrito por: Myles Munroe

Dios estableció Su prioridad en el principio de la creación y lo hizo vacía por Su propia declaración a la humanidad. Jesucristo vino a la tierra y restableció la prioridad de número uno de Dios. ¿Debe sorprendernos descubrir que la prioridad de Dios para la humanidad es completamente contrario a las prioridades del hombre? Permita leer la prioridad de Dios para la humanidad como indicado por el Señor Jesús. Durante Su primer discurso que introduce Su misión y el mensaje primario, Jesús estableció la prioridad de Dios para toda la humanidad con varias declaraciones poderosas y sinceras:

Por eso les digo: No se preocupen por su vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa? (Mateo 6:25).

Advierta que esta declaración desafía directamente la jerarquía de Maslow de necesidades y contradice su orden. La declaración de Jesús expone también la prioridad defectuosa del hombre y confirma nuestra preocupación con lo menos importante. Su amonestación a nosotros a no preocuparnos implica que estas necesidades básicas para la conservación no deben ser el motivador primario para la acción humana. La preocupación de la palabra significa para consumir en pensamientos, para establecer como nuestro primer interés, preocupación mental, la prioridad concierne, preocupar, el temor del desconocido, y para ensayar el futuro sobre que nosotros no tenemos control.

Continuando, Jesús dice:

Mientras comían, Jesús tomó pan y lo bendijo. Luego lo partió y se lo dio a sus discípulos, diciéndoles: Tomen y coman; esto es mi cuerpo.
Después tomó la copa, dio gracias, y se la ofreció diciéndoles:
Beban de ella todos ustedes. (Mateo 6:26-27).

Esta declaración implica que nuestro auto-valor es más importante que nuestras necesidades básicas y nunca debe ser sacrificado por esas necesidades.

¿Y por qué se preocupan por la ropa? Observen cómo crecen los lirios del campo. No trabajan ni hilan; sin embargo, les digo que ni siquiera Salomón, con todo su esplendor, se vestía como uno de ellos. Si así viste Dios a la hierba que hoy está en el campo y mañana es arrojada al horno, ¿no hará mucho más por ustedes, gente de poca fe? (Mateo 6:28-30).

El empuje de estos versos es que nuestra confianza en nuestra obligación al Creador y compromiso de sostener Su creación nos debe dirigir a transferir nuestra prioridad de nuestras necesidades básicas del humano a la prioridad de cultivar y mantener una relación sana con Su Reino y consigo.


Así que no se preocupen diciendo: “¿Qué comeremos?” o “¿Qué beberemos?” o “¿Con qué nos vestiremos?” Porque los paganos andan tras todas estas cosas, y el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan. (Mateo 6:31-32).

La palabra "paganos" aquí implica que esa religión no debe ser motivada por la base maneja de necesidades humanas por el alimento, agua, ropa, refugio, y cosas por el estilo.

Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. (Mateo 6:33, el énfasis agregado).

Aquí Jesús indica la prioridad número uno de Dios: Busque primero Su Reino.

Esto es la declaración más importante hecho por el Señor Jesús, y establece lo que debe ser la máxima prioridad en nuestro vivir. Jesús identifica que el Reino es más importante que alimento, agua, la ropa, el refugio, y cualquier otra necesidad humano básico. ¿Según Su evaluación, entonces, qué debe ser la prioridad de la humanidad y preocupación primaria en la vida? El Reino de Dios. La prioridad número uno de Dios para la humanidad es que descubrimos, entendemos, y entramos al Reino de los Cielos. Es esta prioridad que me motivó a mí escribir este libro. La prioridad de todos seres humanos es ocultada en las palabras, Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. (Mateo 6:33)

Esta declaración por Jesús sugiere también en que debe haber algo acerca del Reino que toda humanidad ha perdido y ha entendido mal. Si todo nosotros seguimos y nos esforzamos para vivir y sobrevivir son encontrados en el Reino, entonces nosotros hemos sido confundidos y hemos impuesto quizás en nosotros mismos la dificultad innecesaria, en el énfasis, y en la frustración.

Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas. (Mateo 6:34).


LA TAREA DE LA PRIORIDAD DE DIOS PARA LA HUMANIDAD

Por los últimos 35 años que este mandato sencillo impuso por Jesucristo han sido mi misión de la vida. Y continúa regular mis decisiones de la vida hoy. Los beneficios que han venido de este compromiso han estado más allá de mis esperanzas, que es una razón por qué yo estoy cometido incondicionalmente a ayudar en la comprensión de esta realidad maravillosa de vivir del Reino. Aquí he ordenado el proceso práctico de cumplir este mandato para que usted pueda ver claramente que esto es una prioridad que debemos pedir de nuevo.

Nuestra primera instrucción de Jesús es de buscar. Esto significa seguir, estudiar, explorar, entender, aprender, y considerar. Los buscadores deben tener un deseo por saber, y poseer una pasión para el objeto de su búsqueda. Para buscar medios de dar la dedicación diligente a; y para preocuparse con el que uno busca. El Reino debe ser seguido, debe ser estudiado, debe ser entendido, y debe ser aprendido.

Segundo, Jesús nos dice hacer el Reino primero. Es decir, el Reino debe ser nuestra prioridad absoluta, la cosa principal de colocar antes de todos otros como muy importante. Debemos colocar el valor más alto en el Reino de Dios, poniéndolo encima de todo como nuestro foco primario. El Reino debe ser colocado encima de todo más y no debe tener competencia. Debe ser nuestra prioridad más alta.

Jesús entonces nos instruye para buscar primero el Reino. Esto es el aspecto más importante del mandato y debe ser considerado con cuidado. Primero, es importante entender que porque un reino no es una religión, la prioridad de la humanidad no debe ser de buscar una religión ni alguna forma del ritual. La palabra para el "reino" en este verso es basileia (NT: 923), el equivalente griego del mamlakah hebreo (OT: 4467), traducido en la Génesis 1:26 como "dominio". Ambas palabras significan dominio, el reinado soberano, el reino, el reinado, o el poder real. En este libro, nosotros enfocaremos en este concepto con todo detalle porque debe ser nuestra prioridad y porque generalmente es un concepto desconocido o malentendido en la mayoría de las culturas modernas.


En términos prácticos, un reino puede ser definido como "el reinado soberano de un rey sobre el territorio (el dominio), impresionándolo con su voluntad, propósito, y intención". En este texto bíblico, la palabra el "reino" utilizado por Jesús se refiere al gobierno de Dios, reinado de Dios, el dominio de Dios sobre la tierra. El Reino de Dios significa que la voluntad de Dios es ejecutado, la jurisdicción de Dios, la influencia del Cielo, la administración de Dios, y el impacto de Dios y la influencia.

©Chalo Jimenez- BUSCANDO A DIOS -2010. Derechos Reservados. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización del autor
Imprimir

No hay comentarios: