viernes, 4 de julio de 2008

LOS VALLES IGLESIANOS


Escrito por: Chalo Jiménez


"Pero si alguien sufre por ser cristiano, que no se avergüence, sino que alabe a Dios por llevar el nombre de Cristo." 1 Pedro 4:16

En el extremo noroeste de la provincia de San Juan Argentina encontramos un bello departamento llamado Iglesia, en este lugar predomina un paisaje de cordillera, serranías y valles con una importante vegetación. Se caracteriza por demostrar un notable crecimiento turístico, la verdad es que "Iglesia" se ha convertido en uno de los departamentos más visitados de la provincia, en dicho paraje hubo un lugar sagrado, es decir, una modesta construcción dedicada al culto; de donde habría tomado el nombre (una iglesia). Se ha estipulado como fecha de su fundación el 25 de Noviembre de 1753.

A poco más de 180 kilómetros de San Juan capital, un espejo de agua turquesa irrumpe en un paisaje árido y pedregoso, en un valle de montaña. Este es uno de los escenarios-tabú para los fanáticos del windsurf del mundo. Hasta el mediodía el lugar es apacible pero, como un ritual que se repite casi todos los días del año, después de esa hora comienzan a encajonarse entre las laderas de los cerros vientos de hasta 100 Km. /h durante los siete meses de la temporada, de octubre a abril. Se trata de Los Valles Iglesianos un parque nacional en la parte más austral de La Puna, donde se avistan vicuñas y otros camélidos americanos; muy cerca de allí, en Tocota, un paraje ubicado sobre una ruta provincial que une los Valles Iglesianos con el Valle de Calingasta, se eleva altivo El Cristo de los Valles Iglesianos, que ampara y protege la región.

Lo curioso de todo este tema es que en nuestras ciudades abundan unos lugares llamados de la misma forma que este sitio turístico ubicado al sur del continente: "Iglesia". Curiosamente se han caracterizado por demostrar un notable crecimiento turístico y curiosamente se han convertido en los sitios más visitados de las ciudades, también dicen que estos lugares son sagrados.

Esta región de Sudamérica me sugiere un nombre para lo que yo creo es un ignorado movimiento: "Los Iglesianos"

En una apasionante clase de Historia del Cristianismo, descubrí que hace poco más de dos mil años, en una región llamada Antioquía llamaron por primera vez a un grupo de seguidores o discípulos de Cristo: Cristianos. La palabra proviene del griego Christós, que significa "Ungido" en hebreo "Mesías" El origen del término se indica en el libro de Los Hechos de los Apóstoles en el capitulo 11 versículo 26. Esto confirma mi apreciación, a aquellas personas que habitan el departamento de "Iglesia" les dicen: Iglesianos. Y conozco muchos que habitan en las Iglesias.

En realidad a un grupo de seguidores de una Iglesia se les debe llamar así: Iglesianos. Estas personas son sus seguidoras, son devotos, con cara de piedad, siguen y persiguen todas las actividades que allí se programan. Dicen que allí los consienten, los cuidan, los divierten como si se tratase del lugar turístico con más entretenimiento; tienen grandes aires acondicionados, lujosas cafeterías, recintos de tertulia, equipos de audio y video de alta tecnología, bibliotecas, juegos para niños, todo, como si se tratase de un gran y moderno "Mall" de los que pululan en las grandes urbes.

Lo interesante es que en el famoso Valle de Los Iglesianos en San Juan, Argentina, se eleva altivo Un Cristo, que dicen abriga y cuida de la región, en este distinto movimiento "Los Iglesianos", también se eleva Un Cristo: El Cristo. El mismo Jesús de Nazaret que no sólo ampara y protege, sino que redime de pecado. Claro que nuestro Amado Señor Jesús no puede hacer mucho si no se le busca.

En conclusión, seguir a una organización de carácter religioso conocida con el nombre de "Iglesia", sólo me permitirá el lacónico nombre de Iglesiano, pero ser un ferviente seguidor o discípulo de Cristo, en este lugar como en la antigua provincia bíblica, me permitirá llevar el célebre y glorioso nombre de "Cristiano".

"¿Para qué estamos aquí?... ¿para divertirnos con otros cristianos o para salvar a los pecadores?" Malla Moe

"Dejemos de jugar a la religión y hagamos algo para entregarle el mundo a Cristo" Billy Sunday

© Chalo Jiménez, Mayo de 2008. Derechos Reservados.
Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización del autor.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Es excelente el artículo, desde hace varios años tengo esa misma impresión, hay quienes son Cristinos los domingos a la hora del serviciom después todo igual a Sodoma