lunes, 14 de julio de 2008

¡SIDA ESPIRITUAL!

SIMBOLO DE LA LUCHA CONTRA EL SIDA

Escrito por: Luz Miriam Scarpeta

"El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir…" Juan 10: 10a

S ATANAS

I NTENTANDO

D ESTRUIR

A L HOMBRE

Satanás Intenta Destruir Al Hombre, a través de un virus llamado VIH Espiritual: Es un organismo muy pequeño que no tiene la capacidad de reproducirse por sí solo, también es conocido con el nombre de tentación. Su objeto es crear una deficiencia al sistema de defensas del Espíritu, hasta apartarnos totalmente de Dios. Este virus, sólo puede ser contraído por seres humanos, ninguna otra cosa creada puede ser tentada.

Satanás incuba el virus en nuestro corazón y comienza a multiplicarse y matar todo nuestro sistema inmune, al principio no tenemos síntomas, nadie se da cuenta de nuestro pecado y pueden pasar semanas, meses y años, sin que el virus se desarrolle, pero llegará el momento en el que el sistema inmune ya no tenga defensas y quedaremos al descubierto.

El VIH Espiritual tiene además de Satanás otras dos vías de transmisión La Carne o Naturaleza Pecaminosa y El Mundo.

El arma por excelencia de Satanás es el engaño, el no tiene ningún poder sobre los hijos de Dios: ¡Solo puede engañar! ¿Y como lo hace? Espiritismo, adivinación, clarividencia, lectura del chocolate, lectura del tabaco, nueva era, tarot, astrología, hechicería, magia blanca, magia negra, música satánica, orientalismo, etc. Satanás nos ofrece su alimento y una vez lo probamos, nos convertimos en hijos suyos "Ustedes son de su padre el diablo, cuyos deseos quieren cumplir" Juan 8:44a.

La Carne o Naturaleza Pecaminosa ataca con el "YO SOY ASI y ya estoy muy crecidito para que me cambien" "inmoralidad sexual, impureza y libertinaje; idolatría y brujería; odio, discordia, celos, arrebatos de ira, rivalidades, disensiones, sectarismos y envidia; borracheras, orgías, y otras cosas parecidas". Contra este enemigo no funciona la "Medicina Curativa" funciona la "Medicina Preventiva"

El Mundo no se refiere al planeta donde vivimos, sino a todas aquellas cosas que están en contra de Dios como el egoísmo, el odio, el orgullo, existe otra faceta del mundo desconocida para muchos y es "DESPUES ORAS". Así mismo cuando contemporizamos con el mundo es como si transfundiéramos nuestros principios con ellos. La mejor arma contra este enemigo es ORAR CON PERSISTENCIA.

Cuando le permitimos a la tentación entrar en nuestra mente y le dejamos convertirse en pecado, les estamos permitiendo a nuestros enemigos penetrar nuestro ser espiritual para infectarnos.

Cuando pecamos, le permitimos a nuestros enemigos (Satanás, la carne y el mundo), entrar en nuestro sistema inmune, es como si tuviéramos una relación sexual con ellos. La única forma de evitar ser infectados es la abstinencia total, al negarnos a sus ofrecimientos cuando lleguen a nuestra mente y colocándole el antídoto de La Palabra de Dios.

El SIDA espiritual no es más que Satanás intentado destruir al hombre, a través de la tentación que finalmente se puede convertir en pecado y desembocar en muerte espiritual. A diferencia del SIDA físico que aun no tiene cura, el SIDA Espiritual SI tiene antídoto, es el Señor Jesucristo, al cual podemos llegar a través del arrepentimiento. Si lo buscamos, El nos guardará y evitará que seamos contagiados, porque aunque Satanás intente destruirnos, no puede llegar más allá de dónde el Señor se lo permita. Sólo Cristo puede limpiarte, sanarte y guardar tu corazón de ser contaminado por el SIDA Espiritual.

"yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia" Juan 10:10b.

© Chalo Jiménez 2008. Derechos Reservados.
Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización del autor.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay gente que va a las iglesias y salen con sida espiritual al ver y oir sordo-mudamente las predicas de ciertos pastores que parecen ser sordomudos por que son mas las muecas que hacen que la consistencia en lo que hablan, con siervos asi parados en las entradas de las iglesias a-doctrinadas al espejismo de un fugaz oir del dios que los alimenta, y ese es el pastor, que a veces idolatran tanto que Dios no merece que se le trate asi. Comparto el articulo con la autora y lo ùnico que agregaria a este excelente articulo seria:
El virus esta ahi, en todo momento, pero nos inmunizamos con la oracion en permanencia, oremos sin cesar.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por su comentario, me parece muy profundo. En realidad, para predicar a Dios sólo se necesita el poder el Espíritu, las muecas y demás sólo provienen de esfuerzos de hombres que sólo tratan de trasmitir un mensaje apoyado en sus vivencias y no en la Palabra de Dios. Lamentablemente, la iglesia del Señor, se ha conformado con ese fugaz oir de un dios, que en lugar de alimentar, ha generado una profunda desnutrición espiritual.