viernes, 20 de febrero de 2009

JESÚS SE MUEVE

Escrito por: Mike Murdock


Jesús iba a donde la gente estaba


"Les hablo así, hermanos, porque ustedes han sido llamados a ser libres; pero no se valgan de esa libertad para dar rienda suelta a sus pasiones. Más bien sírvanse unos a otros con amor" Gálatas 5:13


Alguien lo necesita a usted. Vaya y búsquelo. Actívese a usted mismo. Muévase ha­cia sus vecinos. Muévase hacia los miembros de su familia. Tome el teléfono. Envíe un e-mail. Siga adelante, escriba esa breve nota a tal íntimo amigo. Puede ser tímido, y aún sentirse inadecuado, pero no tendrá éxito en la vida a menos que esté conectado con la gente.


El éxito involucra a la gente. Hay gente que le ofrece la oportunidad de tener éxito, pero no siempre están dispuestos para acercarse a usted. En realidad, raramente lo hacen. Usted debe acercarse a ellos.


¿Por qué piensa que hay expendedoras de diarios en cada esquina y máquinas de gaseosas en todos los pisos de un hotel'?


La gente exitosa es accesible. Usted nunca poseerá lo que no está dispuesto a buscar.


Jesús sabía esto. No estableció un trono en medio de cada ciudad ni dijo: "Este es mi palacio. Es el único lugar donde pueden verme". Fue al mercado. Fue a los botes de los pescadores. Fue a la sinagoga. Fue a los hogares de la gente. Fue a todas partes. Jesús "pasaba por todas las aldeas, anunciando el evangelio y sanando por todas partes" (Lucas 9:6).


Jesús fue accesible. ¿Qué es lo que le impide a usted extenderse a otras personas? ¿Es un miedo interno o un temor a ser rechazado? ¿Está intimidado de alguna manera? Hay algo mucho más importante que el rechazo: sus sueños y metas.


Las personas exitosas son gente que se extienden a los demás. Temen al rechazo, pero creen que su meta vale la pena.


Jesús dejó la comodidad. Dejó la presencia de ángeles y a su Padre celestial. Caminó voluntariamente en una atmósfera impía e imperfecta. Salió de un reino magnifico y perfecto a un mundo confuso, manchado y mortal. Pero entró en las vidas de los que lo necesitaban.


Jesús iba a donde la gente estaba.


El sueño suyo está conectado con la gente. Los abogados necesitan clientes. Los doctores necesitan pacientes. Los cantantes, músicos. La gente de venta, clientes.


Jesús fue a donde la gente estaba dolorida. Fue a los cojos, a los ciegos, a los pobres, a los ricos. Hablaba a los cultos, a los ignorantes, a los hambrientos, a los sedientos.


Comience su "lista de gente hoy". Hay dos tipos de personas en su vida: 1) los que ya saben que usted tiene algo que ellos necesitan, y 2) los que todavía no lo saben.


Su lista de gente puede incluir a sus parientes, vecinos, al vendedor, al jardinero, a la manicura, al peluquero, al médico o al abogado.


Hay una Ley de Relación que dice que toda persona está simplemente a cuatro personas de distancia de otro ser humano en la Tierra. ¡Piense en esto! Simplemente significa que usted conoce a Guillermo, que conoce a Ester, que conoce a Carlos, que conoce a alguien más que le gustaría conocer. Usted ya está relacionado con todo el mundo.


Simplemente tiene que salir de su casa. Salga de su auto. Vaya a la puerta. Extiéndase a su teléfono. Utilice su correo electrónico.


El éxito siempre comienza en alguna parte.

El éxito siempre comienza en algún momento.

El éxito siempre comienza con alguien.


Usted debe ir a donde la gente está.


Jesús lo hizo.


Oración


Señor, ¡te alabo por tu magnífica creación de hombres y mujeres! Te pido que me ayudes a extenderme a otros a mí alrededor con audacia y confianza, como nunca antes. Sé que me has dado un plan y una oportunidad para llegar a otros y tener éxito con ellos. En el nombre de Jesús, amén.


Preguntas


¿Qué paso tomará en las próximas dos semanas para acercarse y establecer un contacto de negocios o una mejor asociación?


¿Qué organización visitará en los próximos treinta días para relacionarse con un grupo más grande de personas?


¿Qué talento, habilidad especial o información conveniente compartirá con una persona esta semana para ayudarla a crecer?


Tomado del libro “Secretos del Liderazgo de Jesús” Mike Murdock

© Chalo Jiménez 2008. Derechos Reservados.

Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización del autor.

Imprimir