sábado, 22 de noviembre de 2008

LA VISION


Escrito por: Myles Munroe


La Clave para Poder Cumplir Tu Propósito en la Vida


Dios ha colocado dentro de cada persona una visión que ha sido diseñada para darle propósito y un verdadero significado a la vida.


Hace años, durante la temporada de Navidad, mi esposa y yo llevamos a los niños a una tienda muy grande. En ese tiempo, mi hijo Chaira tenía como cuatro años de edad, y sus ojos se encendieron de brillo cuando vio un caballito mecedor de madera. El se subió en el caballito, se agarró fuertemente de las orejas del caballo, y comenzó a mecerse para delante y para atrás. Después de unos minutos, yo traté de quitarlo, pero él se enojó mucho. Cuando ya nos íbamos a salir de la tienda, él todavía seguía divirtiéndose en ese caballito, así que lo dejamos ahí jugando, mientras que caminábamos una última vez por la tienda y le dijimos a nuestro hijo que era tiempo de ir a casa. Cuando regresamos, Chairo se estaba meciendo aun más aprisa. Para entonces, él ya se había estado meciendo como por una media hora, y él estaba empapado de sudor. A medida que yo lo observaba, yo sentí como si Dios me estuviera diciendo, "Esta es la manera como la mayoría de la gente acostumbra vivir. Ellos trabajan muy duro, sudan bastante, pero en realidad no están progresando en ninguna cosa en la vida. No van a ningún lado".


Nuestro mundo está lleno con gente que está muy ocupada pero sin hacer nada en forma efectiva y sin estar satisfechos con nada. Ellos hacen muchas cosas, invirtiendo tiempo y energía, pero completando muy pocas cosas de valor. Por consecuencia, ellos pasan sus vidas haciendo mucho movimiento pero sin avanzar a ningún lado.


¿Adónde Vas Tú en la Vida?


Considera estas estadísticas de empleados y trabajadores americanos:


  • Cerca del 50 por ciento de todos los trabajadores de Estados Unidos se sienten sobre saturados debido al creciente número de tareas en su trabajo y a muchas más horas que tienen que trabajar. - Families and Work Institute, 2001
  • Ochenta y ocho por ciento de todos los trabajadores dicen que tienen mucha dificultad al combinar el trabajo con la vida. - Aon Consulting, 2000
  • Sólo el 48 por ciento de los trabajadores dentro de las edades 35-44 años están satisfechos con sus trabajos, lo cual ha bajado de ser casi el 61 por ciento en 1995. Los trabajadores de mayor edad, con edades de 55-64 años de edad, también expresan un nivel muy bajo de satisfacción. Sólo un 48 por ciento aproximadamente dicen estar satisfechos. - Conference Board, 2002
  • En todas las áreas de trabajo, los niveles de satisfacción han caído desde 1995. -Conference Board, 2002


Estas estadísticas muestran que un gran número de gentes en los Estados Unidos están luchando con asuntos que tienen que ver con la satisfacción de su trabajo y de su vida. Es muy desalentador trabajar muy duro y no recibir satisfacción ni realización alguna de tu trabajo.


¿Y qué pasa con tu propia vida? ¿En qué estás usando tu preciosa energía? ¿Qué logros estás teniendo? ¿Te levantas cada día con un sentido de anticipación y significado debido a que tú sabes que estás haciendo aquello para lo cual naciste? ¿Acaso sientes que tu trabajo es completamente compatible con tus habilidades y con tu personalidad? O ¿acaso estás derramando tu vida hacia tu trabajo sin sentirte realizado y sin que se vea ningún fruto de lo que haces? ¿Acaso has estado pasando tu vida, ayudando a alguien más a que se vuelva rico, mientras que tú te quedas con muy poco o con nada? ¿Acaso has pensado en secreto que tú fuiste hecho para hacer algo importante en la vida, pero ni siquiera sabes lo que es?


Unos de los dilemas de la sociedad contemporánea parece ser la falta de significado y la falta de propósito en cada día de la vida cotidiana. Algunas gentes están demasiado conscientes de que no están realizando todo su potencial. Ellos comienzan la semana arrastrando el día lunes, y viven esperando que llegue el fin de semana debido a que odian sus trabajos. Todas sus vidas parecen estar centradas en esos dos días en que son libres de ese sentimiento de estar atrapados que experimentan en su lugar de trabajo. Ellos anhelan poder ir en busca de sus propios intereses y talentos. En la obra Waitingfor theWeekend (Esperando el Fin de Semana), su autor Witold Rybczynski escribió:

“Para mucha gente, el tiempo libre del fin de semana se ha convertido no en una oportunidad para escapar del trabajo, sino en una oportunidad para crear otro tipo de trabajo que tenga más importancia y significado el hecho de poder trabajar en el esparcimiento y entretenimiento para poder llevar a cabo las satisfacciones personales que su lugar de trabajo ya no les ofrece”


Otras gentes están aparentemente contentas con su vida, pero tienen un vago sentido que tal vez podría haber más significado en su vida de lo que están experimentando. Pero hay otros que viven en un nivel muy superficial, buscando una serie de logros emocionales que siempre los deja con ese sentimiento de vacío y hace que continuamente están buscando la siguiente excitación emocional que tal vez pueda satisfacerlos. Ninguno de estos grupos de gentes se da cuenta que, escondido dentro de ellos es dónde se encuentra la clave para vivir una vida más realizadora de lo que jamás se han imaginado.


¿Acaso sabes la razón de por qué existes? Ya sea que ellos se encuentran satisfechos o insatisfechos con sus vidas, el objetivo eventual de la mayoría de la gente es el retiro o la jubilación. ¿Acaso hemos nacido sólo para ir a través de ciertos rituales de la vida-buscar un trabajo, casarse, comprar una casa, criar hijos, cambiar trabajos o cambiar profesiones, retirarse o jubilarse-y entonces morir? ¿O acaso hay más que esto en la vida?


Ninguna Razón para Vivir


Si tú le preguntas a la gente, "¿Cuál es la razón de que tú existes?", la mayoría no va a ser capaz de contestarte. Ellos no pueden explicar su propósito en este mundo. Ellos no tienen visión alguna para sus vidas.


¿Acaso tú tienes un sentido de tener un propósito personal? ¿Acaso tú sabes por qué es que naciste? ¿Acaso tu propósito te da esa pasión para vivir? Tú me puedes preguntar, "¿Acaso realmente necesito una razón para existir?" Mi respuesta es, "¡Definitivamente!" La vida fue hecha para que tuviera significado; tú no naciste sólo por el simple hecho de hacerlo. Si todo lo que tú tienes como esperanza después de haber trabajado durante años para otras gentes es sólo un reloj de oro y una pensión de jubilación, entonces, tu vida es una tragedia que se está llevando a cabo. Tú puedes saber la razón de tu existencia, y tú puedes experimentar una vida fabulosa a la luz de ese conocimiento. La vida no tiene que ser algo sin objetivo, ni como un ejercicio repetitivo, debido a que tú no fuiste enseñado para moverte sólo como un caballito mecedor. Tú fuiste diseñado para llegar a algún lado, para dirigirte a un destino.


Tomado del libro “El poder de la visión” Myles Munroe


© Chalo Jiménez 2008. Derechos Reservados.
Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización del autor.
Imprimir