jueves, 19 de junio de 2008

EL HOMBRE QUE ELEVO AL HOMBRE AL CIELO

Escrito por: Chalo Jiménez

“No me digan ustedes que el hombre no pertenece al espacio exterior. El hombre pertenece a cualquier lugar a donde desee ir; y allá adonde vaya hará una buena labor”. Wernher Von Braun.


Wernher Von Braun (1912–1977), fue un reconocido Ingeniero aeroespacial de origen alemán, hijo de nobles alemanes, a la temprana edad de 18 años se graduó en ingeniería mecánica en el Instituto Politécnico de Berlín, dos años más tarde, obtuvo su Doctorado en Física por la Universidad de Berlín, a sus 22 años consiguió un doctorado en ingeniería aeroespacial, al cumplir 25 años comenzó a experimentar con cohetes y hasta 1945 fue el director del Centro de Investigación de cohetes alemán en Peenemünde, junto al mar Báltico.


Con el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, los altos mandos alemanes le encargaron el diseño de un cohete con el fin de atacar territorio enemigo. Lo que se construyó fue el famoso cohete con combustible líquido de gran alcance V-2, utilizado por el cruel führer Adolf Hitler para bombardear Inglaterra en el otoño de 1944, donde murieron más de diez mil personas. Los V2 constituían un factor de terror más allá de sus capacidades reales de destrucción, ya que el sistema guía de estos mísiles era imperfecto y, por lo tanto, muchos no lograron llegar a su objetivo. Para el fin de la guerra se habían disparado 1.155 misiles V-2 contra Londres (Inglaterra), así como otros 1.625 misiles contra Amberes (Bélgica) y otros objetivos continentales.


A finales de 1945 Von Braun pudo contactar con los aliados y preparó la rendición ante las fuerzas estadounidenses, quienes desarrollaban la operación Paperclip para capturar a científicos alemanes y ponerlos al servicio del bando aliado. Von Braun se entregó junto a otros 500 científicos de su equipo, sus diseños y varios vehículos de prueba.


Cuando terminó la Segunda Guerra Mundial, tras el triunfo de las fuerzas aliadas, Wernher Von Braun y su equipo fueron instados a cooperar con la fuerza aérea estadounidense, a cambio, se les eximiría de culpa por su pasado nazi. Wernher Von Braun llegó a Norteamérica como consejero técnico del programa de cohetes en Nuevo México, al cumplir los 43 años de edad se hizo ciudadano estadounidense. En 1960, su centro para el desarrollo de cohetes fue transferido del ejército a La NASA y allí se le encomendó la construcción de los gigantescos cohetes Saturno, siendo el más grande de ellos el que puso al hombre en la Luna.


Von Braun se convirtió en el director del Centro de Vuelo Espacial Marshall de la NASA y el principal diseñador del Saturno V, que durante los años de 1969 y 1972 llevarían a los estadounidenses a la Luna.


Fueron dos las misiones encomendadas al inteligente Von Broun, la primera una misión con un objetivo de muerte por parte del despiadado ejercito alemán, con el fin de provocar la mayor devastación posible, así como minar la moral del enemigo. La segunda una misión esperanzadora por parte del ambicioso ejercito Norteamericano, explorar el espacio exterior lo que a la postre sería una gran contribución al progreso de la humanidad. La hazaña de colocar a un hombre en la Luna apagó a aquellos que aún atacaban a Von Braun por haber usado obreros esclavos durante el periodo nazi.


Es necesario entender que cualquier decisión que tomemos en este peregrinar por la tierra traerá consecuencias no solo sobre nuestras vidas. Una de las grandes hazañas del hombre en esta tierra ha de ser la de descubrir su misión. ¿Y tú? ¿Qué misión estás aceptando hoy? ¿A dónde te llevará? Es una misión de destrucción o una misión de levantar, de construir. ¿Para quien estas trabajando hoy? Es una elección, el camino está delante de ti, toma en cuenta que Dios te ha dado libertad para elegir, pero también ten en cuenta que será tu responsabilidad.


El cohete diseñado por Wernher Von Broun fue diseñado para llevar al hombre al espacio, El Señor Jesús y la cruz del calvario tiene como única misión llevar al hombre al cielo.


Wernher Von Braun en una charla sobre el espacio dijo: “Se me hace tan difícil comprender al científico que no reconoce la presencia de una racionalidad superior detrás de la existencia del universo, como comprender al teólogo que quisiera negar los adelantos de la ciencia.”


Deuteronomio 30:19 (NVI) “Hoy pongo al cielo y a la tierra por testigos contra ti, de que te he dado a elegir entre la vida y la muerte, entre la bendición y la maldición. Elige, pues, la vida, para que vivan tú y tus descendientes.”


© Chalo Jiménez, Mayo de 2008. Derechos Reservados.
Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización del autor.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Carl Sagan alcanzo a ocupar mucho espacio en la tierra confundiendo a los hombres con sus teorias pero con aportes como los que sestas haciendo con una investigacion sólida se puede cintrarrestar la teoria confundida de sagan, bravo por este escrito y que sigas aportando mas, bendiciones.