viernes, 24 de octubre de 2008

LA PROMESA DEL REY


La colonia de la tierra sucumbió bajo la ausencia del Espíritu Santo (Gobernador).


Cuando el hombre pecó se quedo sin la presencia del Espíritu Santo, la raza humana perdió su dignidad y el sentido de responsabilidad; se volvió confusa y caótica. La gente experimentó una muerte viviente. Aunque muchas personas todavía luchan por hacer el bien, esta es la esencia de la cultura de la tierra en la actualidad.


Como descendientes de Adán y Eva, nosotros no estamos capacitados para gobernar en nombre del reino celestial porque abdicamos nuestro gobierno a la cultura de oscuridad de Lucifer.


Pero después de la rebelión de la humanidad y de la pérdida del Espíritu Santo, el Rey prometió el regreso del Espíritu Santo (Gobernador) y la restauración de la tierra como territorio leal del reino de los cielos. La promesa más importante que el gobierno del cielo haya hecho a la humanidad ha sido el regreso del Espíritu Santo porque Él es lo que todo el mundo necesita, para vivir una vida verdadera.


De otra forma, el territorio se mantendrá por siempre en un estado de caos y muerte. Después de la rebelión, el Rey dio una indicación de cómo Él podría restaurar al Espíritu Santo.


Le dijo a Lucifer: "Pondré enemistad entre tú y la mujer, y entre tu simiente y la de ella; su simiente te aplastará la cabeza, pero tú le morderás el talón.»". Génesis 3:15


El plan del Rey era enviar a un Vástago (Jesús) para que naciera en la colonia de la tierra y restaurara la influencia del Reino sobre la tierra. Él aplastaría el poder del reino de la oscuridad, retomaría la autoridad del Reino que le fue usurpada, y, restauraría el poder y la autoridad a aquellos a quienes les fue dado primeramente: a la humanidad.


Podríamos una vez más, ser reinstalados como gobernadores locales en nombre del reino celestial. Esto podría suceder porque el Rey reasignaría al Espíritu Santo en la colonia de la tierra.


Todo lo anterior nos lleva a la siguiente conclusión: El propósito principal del programa de redención del Rey Creador, en Sus tratos con la humanidad a través de la historia humana, era el de la restauración del Espíritu Santo en la colonia de la tierra.


A la luz de esto, consideremos el tema de la sagrada literatura del Antiguo y Primer Testamento, también conocido como el canon judío de las Escrituras. Algunos dicen que su tema es la creación de una religión monoteísta. Otros dicen que es la historia del ascenso y caída de la antigua nación hebrea. Incluso otros lo consideran como el registro de varias tradiciones y rituales. Sin embargo, si consideramos cualquiera de estos términos, perderíamos su esencia crucial.


¿Cuál es la importancia de las Escrituras? ¿Por qué tenemos el relato de Noé, los patriarcas Abraham, Isaac y Jacob, y, la historia de la nación de Israel? ¿Cuál fue el propósito de todos los sacrificios de sangre? ¿Por qué existe un registro de sacerdotes, profetas y linajes de reyes?


Mientras estos eventos giran alrededor del pueblo y nación de Israel, el tema del Antiguo Testamento es universal: Es la restauración de la clave para la existencia de la humanidad, el restablecimiento de la vida verdadera para todo ser humano sobre el planeta.


El registro de personas y eventos describe el desarrollo del plan del Rey para restaurar Su Espíritu en los seres humanos para que ellos puedan hacer lo que originalmente debía hacer; para que ellos, una vez más, puedan cumplir con su extraordinario propósito y potencial.


Los primeros dos capítulos de Génesis explican el plan del gobierno celestial para expandir el reino a la tierra.


El tercer capítulo describe la interrupción de este plan (por el pecado de Adán y Eva) y la inmediata promesa de restauración.


Desde el tercer capítulo hasta el último libro del Antiguo Testamento, es revelado el plan del Rey para que vuelva el Espíritu Santo a la tierra.


Es decir, después de la rebelión de la humanidad, la intención de Dios fue esencialmente esta: "Mi propósito para crear el mundo fue interrumpido y voy a corregirlo. Mi Espíritu ya no puede vivir en la residencia terrenal que establecí. Por lo tanto, restauraré mi Espíritu a la humanidad para que mi reino pueda funcionar sobre la tierra otra vez".


Todo lo plasmado en el Antiguo Testamento acerca de la intervención de Dios en las vidas de los seres humanos fue en última instancia un medio para alcanzar este fin. De hecho, Dios estaba revelándole a la humanidad, "Aquí está el programa: Tu rebelión te ha puesto en una situación sin esperanza. Por lo que voy a ir a la tierra personalmente, y voy a proveer una vía para restaurarte la pureza del corazón y la llenura, para que el Espíritu Santo pueda volver a venir a morar en ti. Segundo, volveré a designar al Espíritu Santo en la colonia de la tierra para que viva dentro de ti una vez más y realice mi deseo de transformar la tierra en un reflejo de mi reino".


Tomado del libro “La persona mas importante sobre la tierra” Myles Munroe.


© Chalo Jiménez 2008. Derechos Reservados.
Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización del autor.

Imprimir

No hay comentarios: